CSOA son las siglas de “Centro Social Okupado Autogestionado”, y con estas siglas se ha bautizado el centro ocupa de la Calle San Luis de Sevilla, tras el manifiesto de autodeterminación del 22 de febrero de 2014. Pero, ¿qué es y que supone en nuestro barrio que un numeroso grupo de okupas haya creado un CSOA?

Según la wikipedia…,

los centros sociales okupados tratan de satisfacer la necesidad de una parte de la juventud de desarrollar una serie de actividades alternativas al ocio relacionado con el consumo como el que se practica en centros comerciales, salas de cine comercial…

En ellos se desarrollan talleres de todo tipo (música, pintura, costura, reparación de bicicletas, informática con Linux, etc.), conciertos (gratuitos, o siempre muy baratos), comedores populares (normalmente vegetarianos/veganos), campeonatos (de ajedrez, dardos, pelotamano etc.), charlas sobre cualquier tema, así como cualquier otra actividad para realizar una colecta, ya sea para el propio CSOA o bien en beneficio de detenidos en manifestaciones, presos políticos o cualquier colectivo que lo solicite y se comprometa a organizarla.

Los edificios en los que se llevan a cabo estos talleres pertenecen legalmente a personas físicas o jurídicas, por lo que son muchos los desalojos de estas casas, que se pueden producir sin incidentes o acompañados de violencia.

Alrededor de los centros sociales y los centros sociales okupados podemos encontrar un sinfín de estilos de grupos vecinales y movimientos sociales. Frecuentemente son organizados mediante asamblea. Asociaciones que pueden ser:[/quote]

Estas organizaciones pueden poner en marcha actividades tales como:

  • Actividades culturales: conciertos, exposiciones, teatro, cine o vídeo…
  • Cursillos y talleres.
  • Charlas y jornadas temáticas, generalmente con contenido social (ecologismofeminismo, análisis político y económico, sindicalismo…).
  • Espacios de ensayo para grupos musicales, teatrales, artísticos, etc.
  • Espacios para la producción de artesanías.
  • Asambleas y espacios para movimientos sociales, las ONG y campañas de reivindicación.
  • Organización de medios de contrainformación.
  • Puesta en marcha de iniciativas editoriales, ya sean literarias, musicales, vídeos, merchandising, etc.
  • Espacios para la venta de material editorial alternativo, ideológico, etc.
  • Restaurantes alternativos, a precios reducidos, a menudo buscando poner en práctica métodos ecológicos de alimentación, como pueden ser vegetarianismoveganismoagricultura biológica, reciclado de alimentos desperdiciados por la industria alimentaria…
  • Actividades de propuestas alternativas en general, básicamente dentro de líneas ecologistas y de asambleación, buscando experimentar con modos de vida y de trabajo que se desmarquen de una dependencia respecto a las estructuras estatales y las líneas de organización del trabajo marcadas por el neoliberalismo.
Esto quiere decir que en breve, y a la vista de cómo se están organizando, las continuas entradas y salidas de grupos de ocupas del edificio, contaremos para nuestro "beneplácito" un espacio de 3000m2 donde organizarán fiestas, conciertos, reuniones políticas, etc., sin que el bienestar de los vecinos importe, sin respetar las ordenanzas municipales en cuestión de ruido, obras, y alterando la tranquilidad del barrio, cuando ninguno de nosotros le ha pedido que nos brinden sus actividades ni su presencia. Por eso, hoy más que nunca, debemos denunciar esta situación. Tu voz es importante.